Arqueología de los márgenes: recorriendo los bordes de la sociedad

dscn1620_baja

Puerta de Hierro (Madrid)

La arqueología se nos ha presentado tradicionalmente como una disciplina comprometida con el estudio de épocas remotas (paradigmáticamente la Prehistoria) y de civilizaciones exóticas (Egipto, Grecia y Roma, Mesoamérica precolombina, civilización del Indo…). Otro de los tópicos es que tiene más valor cuanto más profundo excava; los tells de Próximo Oriente (por ejemplo, Jericó), Anatolia (Çatal Hüyük), Mesopotamia (Uruk) o Asia central (Namazga), que aparentemente permiten conocer la “cuna de la civilización”, son precisamente depósitos de gran profundidad o potencia (más de 30 metros) en los que se han ido sedimentando y superponiendo los restos de distintas sociedades a lo largo del tiempo.

Sin embargo, aun siendo lógicamente válidas estas ideas, la arqueología es mucho más. Hoy vamos a hacer un pequeño recorrido por los caminos de la arqueología contemporánea para que podáis plantearos tanto otra forma de hacer arqueología como otra manera de entender la historia contemporánea. Esta arqueología no es agradable, advierto a las mentes pudorosas y a los reverendos académicos.

Sigue leyendo

Incógnitas de la historia: símbolos republicanos en Madrid

Fuente de 1934 (con la inscripción mutilada) en la plaza de Cabestreros (Lavapiés, Madrid) (junio 2015)

Fuente de 1934 (con la inscripción mutilada) en la plaza de Cabestreros (Lavapiés, Madrid) (junio 2015)

La Historia, como otras ciencias (del tipo que sean), no se construye con certezas y afirmaciones, o al menos no en primera instancia, sino con todo lo contrario: se elabora a partir de dudas. La interrogación es el punto de partida de toda investigación. A través de la pregunta se desencadena un proceso que lleva a proponer una respuesta (o varias), en función de un marco teórico específico, y al análisis de testimonios, siguiendo unos métodos particulares. Es más, una vez arrancado este proceso se plantean nuevas preguntas que matizan la propuesta inicial y desencadenan nuevas dudas que conducen a su vez a nuevas investigaciones y a nuevos interrogantes, y así sucesivamente. Quien cree que el saber proviene de las afirmaciones tajantes se queda sólo en la antesala de la investigación científica.

Hoy vamos a dar forma a una pregunta, aunque, como quizás viene siendo habitual en este y otros foros, no nos extenderemos en responderla; si alguien quiere aportar datos o ideas, o incluso se anima a escribir algo coherente para hacerlo, no tiene más que remitirnos un correo. La pregunta es la siguiente: ¿Por qué han sobrevivido una serie de símbolos republicanos en la ciudad de Madrid después de la sucesión de regímenes políticos de muy diverso (y en cierto modo opuesto) signo, como una dictadura y una monarquía parlamentaria?

Sigue leyendo

Paseo a orillas del Manzanares

Las excursiones de muchos centros educativos se han convertido en un mero pasatiempo. Y no me refiero a como las ven lxs alumnxs, que, como sabemos, tienen múltiples y complejas maneras de percibir y entender las actividades educativas. Me preocupa cómo las planteamos los docentes y los centros educativos habitualmente, desprovistas de un enfoque y contenido pedagógico real. Hoy vamos a reflexionar sobre este tema, y lo haremos paseando a orillas del Manzanares a su paso por Madrid.

Baile a orillas del Manzanares, de Francisco de Goya (1776-1777). Museo del Prado (Madrid)

Baile a orillas del Manzanares, de Francisco de Goya (1776-1777). Museo del Prado (Madrid)

Sigue leyendo

Paisajes fosilizados

Panorámica del valle de Tiermes (Soria)

Panorámica del valle de Tiermes (Soria), con la sierra de Pela al fondo

La fosilización es el proceso por el cual un organismo (vegetal o animal) muerto se petrifica. Consiste, básicamente, en la mineralización de ciertos elementos de la materia orgánica de ese organismo, es decir, en una serie de transformaciones químicas de las partes normalmente duras gracias a unas condiciones favorables que impiden la destrucción de los restos por parte de agentes bióticos (bacterias, principalmente), como por ejemplo la sedimentación, congelación o deshidratación. Esas transformaciones químicas incluyen la carbonatación, fosfatación, silificación y carbonificación.

Pues bien. La fosilización en un sentido más amplio no incluye sólo ese tipo de organismos, sino otros, de carácter antrópico principalmente: los paisajes. Éstos no son organismos en un sentido biológico, claro está, pero son elementos vivos y dinámicos mientras los mantienen y transforman otros organismos muy peculiares: los humanos. Y como tales, una vez éstos desaparecen (y se trasladan a otro lugar…), los paisajes se fosilizan, se congelan, se petrifican. E igual que los paleóntologos se ocupan de los fósiles, los arqueólogos del paisaje nos ocupamos de los lugares modelados por los humanos y fosilizados tras su abandono. Sigue leyendo

Violencia política en la Transición: reflexiones en torno a los 36 años del asesinato de Yolanda González

La semana pasada se celebró en Madrid un acto de homenaje a Yolanda González Martín, secuestrada y asesinada, con 19 años de edad, entre el 1 y 2 de febrero de 1980. Los autores confesos y condenados son Emilio Hellín Moro e Ignacio Abad Velázquez, militantes de Fuerza Nueva (Grupo 41), que actuaron en relación directa con el Batallón Vasco Español (antecedente de los GAL) y probablemente también con ciertos integrantes de las fuerzas de seguridad del estado (Guardia Civil y Brigada Operativa de la policía), como David Martínez Loza. El caso nos lleva a unas breves reflexiones sobre la violencia política durante la transición de la dictadura franquista (1936/9-1975) a la España actual (1975-hoy). Hubo muertes, sí. Muchas muertes. Es terrible. Pero también demencial e inaceptable. Por eso, el estudio de la Transición no debe sólo recordarlas, sino incluirlas como parte de la historia. No hacerlo es negar (parte de) la historia; es actuar, como historiadores, de un modo parcial, no objetivo. Y para evitarlo debemos contemplar esas muertes como una parte fundamental de lo que ocurrió en aquellos años y en el proceso de configuración de lo que es hoy España.

16.1. yolanda_la caba_2015_1_baja resol

Mural de homenaje a Yolanda González en la Casa Autogestionada del Barrio de Aluche (CABA) (oct. 2014)

Sigue leyendo

¿Un abandono? ¡¡Otra okupación!!

P1040836_mediaLa secuencia de ocupación y abandono es lo que marca la historia de cualquier lugar. La cadena que se forma con la instalación en un lugar, su abandono, su nueva ocupación, un nuevo abandono, y así sucesivamente, es la historia de ese lugar, junto con todo lo que hay entremedias, su transcurso. Eslabón a eslabón se van extendiendo y desplegando las historias particulares… Ya aludimos a este tema en una entrada previa, sobre todo en lo que tocaba a los abandonos. Pero hoy hemos venido para quedarnos, para ver cómo en un caso (de entre varios de la provincia de Guadalajara) el abandono da paso a una ocupación, a un “volver a empezar de nuevo”, y con ello a la continuación de una historia. En esta ocasión, sin embargo, se presenta una peculiaridad que hace cerrar el círculo en cierto modo: esta nueva ocupación ha incluido una excavación arqueológica que conecta los eslabones de la historia de ese lugar; ha ido excavando y exhumando los episodios de abandono y ocupación. Quizás toda ocupación conecta los eslabones, pero al utilizar a la arqueología, ésta lo ha hecho explícitamente. Y  lo ha hecho, además, de un modo original: no es obra de un equipo que ha venido de la universidad, sino de sus propios (re)pobladores (con alguna ayuda externa). Sigue leyendo

Un debate “eterno”: ¿templo o museo? (I)

Basílica de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza (foto JRC)

Basílica de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza (foto JRC)

Las casas del Padre eterno alojan numerosas obras de arte, entre otras cosas porque desde hace siglos y con gran generosidad la Iglesia católica ha promovido y protegido a numerosos artistas, que han creado para ellas magníficas obras, conservadas en los templos. Sin embargo, su contemplación, disfrute o estudio no es siempre accesible a todo el mundo, o se encuentran condicionados por determinadas actitudes de sus miembros y gestores poco acordes con lo que es un espíritu generoso e igualitario. Con ello se plantea un debate interesante, que algunxs habréis tenido ya o tendréis en un futuro si os gusta o estudiáis la historia del arte sacro. La cuestión puede resumirse en si las iglesias que contienen obras de arte mueble o inmueble son preferentemente templos o espacios museísticos, es decir, lugares de conservación, exposición y estudio del arte.

Veamos primero cómo se desarrolló una discusión concreta entre dos personas en una iglesia de Zaragoza y a continuación apuntemos los aspectos del debate que, en mi opinión, pone de relieve. Dejaremos la resolución (con propuestas concretas) para otra ocasión. Sigue leyendo