8.5. Cultura y mentalidades en la España del sigo XVI. La Inquisición

La cultura de España en el siglo XVI está marcada por el analfabetismo de la mayoría de la población y, por tanto, por la cultura oral. Paralelamente, y en relación con esa cultura oral, se desarrolla una cultura escrita por parte de las minorías alfabetizadas; se ve reforzada por la difusión de la imprenta (surgida en Alemania en el siglo XV) y por nuevas instituciones educativas, además de las universidades, como la Academia de Matemáticas y la Escuela de la Casa de Contratación de Sevilla. El castellano se sistematiza con la famosa Gramática de Nebrija. Por otro lado, es el momento de expansión de las ideas humanistas y del Renacimiento (especialmente en la Corona de Aragón, a través de sus relaciones con el Mediterráneo) y de los planteamientos reformadores de la cristiandad.

La evolución cultural general se puede dividir en dos grandes etapas. La primera, correspondiente a los Reyes Católicos y principios del reinado de Carlos I, se caracteriza por las ideas modernizadoras de los humanistas, como Erasmo de Rotterdam y algunos consejeros reales, que introducen reformas en la Iglesia para reducir sus abusos (riquezas, servicios…). Aun así, paralelamente se extiende un clima de intolerancia hacia herejes y conversos, que parte de los Reyes Católicos con el tribunal de la Inquisición y se traduce en la exigencia de los “estatutos de sangre” para ocupar cargos públicos y en la expulsión de cerca de 100 mil sefardíes. La segunda etapa corresponde al resto del reinado de Carlos I y al de Felipe II, y está marcada por las reacciones ante la extensión del luteranismo y el calvinismo desde los años 20 y 30. Éstas suponen la persecución a todo sospechoso de contravenir el dogma católico (humanistas, intelectuales), como el médico Miguel Servet, la represión de los brotes protestantes de 1558 en Valladolid y Sevilla con Felipe II y el desarrollo de las medidas reformistas del Concilio de Trento desde mediados del siglo XVI. En este campo la Inquisición desempeña un papel crucial, como institución coercitiva; realiza el primer Índice de libros prohibidos en 1553.

En literatura destaca, en la primera mitad del siglo, la obra en castellano de Juan Boscán, Garcilaso de la Vega, Fernando de Rojas y el autor anónimo del Lazarillo y, en la segunda mitad, la mística de Teresa de Jesús y Juan de la Cruz, además de la poesía de Fray Luis de León. En arte encontramos al principio las últimas manifestaciones del gótico (isabelino y plateresco) y el primer Renacimiento, en la fachada de la Universidad de Salamanca y el Palacio de Carlos V en la Alhambra, además de la pintura de influencia flamenca de Juan de Flandes e italiana de Pedro Berruguete y Juan de Juanes, y la escultura de Alonso Berruguete. Durante el reinado de Felipe II figuran el Renacimiento pleno, con célebres arquitectos como Juan Bautista de Toledo y Juan de Herrera (figuras principales de El Escorial), y el Renacimiento tardío (con pintores como Antonio Moro, Sánchez Coello) y Manierismo (El Greco).

***

Puedes descargarte el tema aquí

Para preparar este tema utiliza este guión

***

Volver a 

Clase 18

Bloque 2

Continuar a

Bloque 3

Anuncios