7.4. El impacto de América en España

La llegada de europeos a América fue uno de los acontecimientos de la historia mundial más trascendentales. Esto fue cierto, obviamente, para los pueblos americanos y también para Europa, especialmente para la Monarquía hispánica.

Los colonos, comerciantes y la propia Corona española comenzaron a explotar ciertos productos agrícolas con fines comerciales. Entre ellos destacan la patata, el tomate, el maíz, los pimientos y las calabazas; a ellos se añaden el cacao y el tabaco. Además, pronto comenzaron a explotar las minas de oro y plata (sobre todo una vez se descubren las de Zacatecas y Potosí, en los actuales México y Bolivia, respectivamente). Con todos estos productos se inicia, así, un comercio transoceánico por el cual la Monarquía hispánica y Europa en general disponen de numerosas materias primas y agrícolas; se calcula que entre 1521 y 1660 fluyen hasta España 18 mil T de plata y 200 T de oro. Esta explotación no habría sido posible sin las instituciones de la encomienda y la mita, que se apoyan en la explotación de los indígenas, y proporcionaron numerosos beneficios a los comerciantes europeos.

El comercio colonial fue organizado desde la propia Corona y la principal institución relacionada con América: la Casa de contratación de Sevilla. Desde ella se regulaba todo lo que tenía que ver con América, especialmente el comercio. Esto suponía el monopolio de la Monarquía hispánica, como dictaban las teorías mercantilistas de la época, que defendían el control del flujo de metales y la acumulación de esos metales por parte de los estados y sus mercaderes. Hay que recordar que la Corona recibía el quinto real (20% de las riquezas descubiertas y generadas). El monopolio fue desafiado por la piratería (en muchas ocasiones apoyada por los enemigos políticos de la Monarquía hispánica: ingleses, franceses y holandeses) y por la corrupción y el contrabando. La Corona intentó mitigar la piratería con las Flotas de Indias o buques de guerra que protegían a los comerciantes en las travesías a y desde América.

El establecimiento de complejas relaciones económicas con América trajo varias consecuencias. Primero, la Monarquía hispánica dispuso de un enorme capital para financiar su política imperial, aunque pronto se endeudó y ese capital se desvió hacia los banqueros europeos. Segundo, la llegada a España y Europa de abundantes cantidades de metal (y por tanto de moneda en circulación) desencadena una enorme inflación. Esta situación, que afectó especialmente a Castilla, hizo que sus productos fueran menos competitivos frente a los extranjeros (ingleses y holandeses), lo que agudizó la decadencia de la producción artesanal de la Monarquía hispánica. Esto, a su vez, condujo a la dependencia de España y América respecto a otras potencias para conseguir mercancías, hundiendo más aún la economía y provocando la fuga de capitales a otros países.

Fuente: elaboración propia (JRC) a partir de:

J.A. Hernández y otros: Historia de España. 2º Bachillerato. Madrid: Akal, 2007, p. 155-156 y 165-166.

http://www.historiasiglo20.org/HE/5g.htm

***

Si quieres puedes descargarte este tema y el anterior aquí

Tienes también dos mapas conceptuales de estos dos temas aquí

***

Volver a 

Clase 18

Bloque 2

Continuar a

Bloque 3

Anuncios