10.7. La España del siglo XVIII. La Ilustración

La Ilustración es un movimiento intelectual europeo crítico con las características tradicionales de la Europa del momento (absolutismo, sociedad estamental, organización gremial, proteccionismo, teocentrismo…). Defiende la búsqueda de la felicidad en la vida y considera que sólo es posible alcanzarla a través de la razón (y no tanto de la fe). Para ello era fundamental mejorar las condiciones de vida de la población a través de un poder equilibrado, la investigación científica y una mejor educación. Su alcance en España va a ser limitado, aunque durante el reinado de Carlos III se ve especialmente apoyado; fue en todo caso un movimiento de élites y la cultura popular siguió marcada por la religión y la escasa formación intelectual.

Las raíces de la Ilustración en España residen en el grupo de los novatores y arbitristas de finales del siglo XVII (científicos, médicos y humanistas, como Gregorio Mayans y el padre Feijoó) y en sus críticas respecto al atrasado sistema de enseñanza y el predominio de la Iglesia y la religión en el estudio del mundo.

Durante el reinado de Felipe V y Fernando VI la Ilustración vive un gran impulso gracias a la creación de varias instituciones: la Biblioteca Nacional (1711), la Academia de la Lengua (1711) y la de la Historia (1735). La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (1749) promoverá el desarrollo del arte neoclásico en España, identificado tanto con la Ilustración.

El impulso fundamental corresponde, sin embargo, al reinado de Carlos III, gracias a sus secretarios: el conde de Aranda, Floridablanca, Campomanes, Jovellanos y Pablo de Olavide. Por un lado, se reforman las instituciones científicas y educativas (como las universidades) o se crean otras nuevas, como las Sociedades Económicas de Amigos del País, el Gabinete de Ciencias Naturales, el Real Jardín Botánico, el Real Observatorio Astronómico, el Real Gabinete de Máquinas, la Escuela de Artes y Oficios… De algunas de ellas salieron algunos de los estudios más clarividentes sobre los problemas de la época, como el Informe sobre la Ley Agraria (1795), de Jovellanos. Por otro lado, se promovieron expediciones geográficas y científicas, como las de Jorge Juan y Antonio de Ulloa (Perú) y Malaespina (América del Norte y el Pacífico). Finalmente, se pueden destacar las reformas urbanísticas de Carlos III, especialmente en Madrid (eje Prado-Alcalá), para convertir la ciudad en una capital europea.

Las principales figuras de la Ilustración en España son el prosista José Cadalso, los poetas Juan Meléndez Valdés y Manuel José Quintana, el dramaturgo Leandro Fernández de Moratín, los arquitectos Ventura Rodríguez y Juan de Villanueva, y el genial pintor Francisco de Goya.

***

Si quieres puedes descargarte este tema aquí

***

Volver a 

Clase 18

Bloque 2

Continuar a

Bloque 3

Anuncios