Fuentes históricas

Las fuentes históricas son la materia con la que trabajan las y los historiadores. Cuando hablamos de la Historia intentamos inventarnos el menor número posible de cosas y por eso investigamos a través de distintas fuentes históricas qué ha sucedido en el pasado. Una de las similitudes más claras entre nuestro trabajo y el de los detectives reside precisamente en esto: buscamos y estudiamos pruebas y huellas de lo que ha pasado. Y lo hacemos lo mejor que podemos, mejorando cada vez más a través de la innovación y la discusión constante con otros, para poder determinar con la mayor precisión posible qué, cuándo, dónde, cómo y por qué ha ocurrido, así como quién ha intervenido y qué consecuencias ha tenido.

Las fuentes históricas pueden ser cualquier cosa, en realidad; cualquier cosa que nos proporcione información sobre el pasado o nos lleve a replantearnos lo que creíamos sobre él. Da igual que sea poca o mucha cosa… Lo importante es que si un fragmento de cerámica contiene una huella humana; si un hueso de una anciana presenta determinadas marcas (por ejemplo de sobrecarga); si los cimientos de una casa indican una peculiar distribución de habitaciones; si una inscripción nos dice cuándo vivió tal personaje; si un cuadro retrata a los y las campesinas de cierta manera; si un historiador nos habla de cosas que no conocíamos… entonces esa fuente, efectivamente, nos abre una puerta al pasado.

Ahora bien, las fuentes deben analizarse con mucho detalle y precisión, para sacar toda la información que podamos, y además debemos valorar qué nos aportan realmente: mucho, poco o nada, e intentar entender por qué. Estas dos advertencias delimitan nuestro trabajo con las fuentes: debemos ser rigurosos y críticos. En este curso, en el que viene y en el de la 18 aprenderemos muy bien qué significa realmente esto.

Ahora sólo nos queda sumergirnos en el mundo de las fuentes e ir viendo en la práctica qué significa todo esto. Utiliza este documento como una guía, como un mapa para no perderte en el interminable mundo de las fuentes históricas. Y ahora dirígete al tema que corresponda en cada momento; en cada uno de estos apartados encontrarás una lista de diferentes fuentes, con la referencia del lugar del que procede y de la ficha a la que corresponde específicamente. Puedes también utilizar estas fuentes como modelo para aprender a comentarlas adecuadamente.

Recuerda que en esta web tenemos un foro de trabajo virtual en el que nos dedicamos, entre otras cosas, a comentar fuentes.

¡¡Anímate y bucea en las fuentes!!

Repaso Clase 14

Capítulo I. El siglo XVIII

El arte neoclásico

Capítulo II. Las primeras revoluciones de la Edad Contemporánea

Arte: Goya

Capítulo III. Liberalismo y nacionalismo en el siglo XIX

Capítulo IV. La Revolución industrial

El arte del siglo XIX y principios del XX

Capítulo V. El imperialismo colonialista

***

Volver a

Clase 15

Seguir a

Recursos variados

Ir a

HistoLab

Glosario

Anuncios