Nunca hablarán de vosotrxs los historiadores

No saldréis en un libro de historia jamás. Los historiadores, así: en genérico masculino, con todo el dominio que representa la expresión, aunque les pese a los señores académicos de la lengua (o lo nieguen), no se rebajarán a escribir sobre vosotrxs. Pero la arqueología, desde su rama contemporánea, sí lo hará. Y con ello,... Leer más →

Anuncios

Historias de la tierra

A menudo pensamos que es la Historia (como disciplina, como saber) la que nos cuenta la historia (como realidad pretérita, como lo que fue). Sin embargo, la propia tierra (como planeta en sentido global y como fragmento en sentido más particular) aporta sus propias historias. Y con ello muchas veces nos inspira para ver la... Leer más →

La historia que suena

Nuestro acercamiento a la historia suele ser predominantemente visual. Detrás de lo que relatamos a nuestros conocidos y alumnxs, de lo que leemos en las fuentes, de lo que analizamos en las obras de arte, de lo que interpretamos en cualquier yacimiento, hay un conjunto de imágenes trazado para dar sentido al pasado. De ahí... Leer más →

El jugo de un acontecimiento: la batalla de Alcazarquivir y la construcción de la memoria

Uno de los esfuerzos fundamentales de la renovación del pensamiento histórico que supuso la llamada escuela de los Annales, que ya mencionamos en alguna ocasión, fue relativizar la importancia de los acontecimientos (y, por supuesto, de las batallas). Frente a ellos, los historiadores de Annales reivindicaron los procesos, los tiempos largos, las corrientes subterráneas de la historia,... Leer más →

Denia: un puerto abierto al mundo

Hay sitios que de alguna manera representan o concentran la historia de territorios más amplios; podrían considerarse puertas al mundo. Este enfoque dado al estudio de lugares y tiempos concretos es una de las aportaciones de la llamada microhistoria, cultivada, entre otrxs muchxs, por el italiano Carlo Ginzburg en el señero libro El queso y... Leer más →

El ominoso arte de la guerra: Fogwill y sus “pichiciegos”

Ominoso significa abominable, despreciable, horrible, abyecto. Pese a las imágenes positivas, idealizadas que se derivan de la representación romántica de la guerra (y de muchas otras representaciones), que han llevado a considerarla como un arte, el enfrentamiento bélico no merece otro adjetivo. Serían dignos de análisis los modos en los que tanto en nuestra sociedad... Leer más →

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑