Paisajes fosilizados

Panorámica del valle de Tiermes (Soria)

Panorámica del valle de Tiermes (Soria), con la sierra de Pela al fondo

La fosilización es el proceso por el cual un organismo (vegetal o animal) muerto se petrifica. Consiste, básicamente, en la mineralización de ciertos elementos de la materia orgánica de ese organismo, es decir, en una serie de transformaciones químicas de las partes normalmente duras gracias a unas condiciones favorables que impiden la destrucción de los restos por parte de agentes bióticos (bacterias, principalmente), como por ejemplo la sedimentación, congelación o deshidratación. Esas transformaciones químicas incluyen la carbonatación, fosfatación, silificación y carbonificación.

Pues bien. La fosilización en un sentido más amplio no incluye sólo ese tipo de organismos, sino otros, de carácter antrópico principalmente: los paisajes. Éstos no son organismos en un sentido biológico, claro está, pero son elementos vivos y dinámicos mientras los mantienen y transforman otros organismos muy peculiares: los humanos. Y como tales, una vez éstos desaparecen (y se trasladan a otro lugar…), los paisajes se fosilizan, se congelan, se petrifican. E igual que los paleóntologos se ocupan de los fósiles, los arqueólogos del paisaje nos ocupamos de los lugares modelados por los humanos y fosilizados tras su abandono.

A menudo, desde nuestra mentalidad urbana, cuando vemos un panorama como éste pensamos que estamos ante un paisaje natural.

Desembocadura del río Tiermes en el Pedro (Soria)

El río Tiermes antes de su desembocadura en el río Manzanares (Soria)

Pero no, o no en ese sentido. Estamos frente a un paisaje modelado por múltiples agentes: geológicos, biológicos y antrópicos. Prestad siempre atención a la interacción de los tres factores. Si no, os costará entender lo que veis en el campo, en la naturaleza. Un error muy habitual es considerar la realidad al margen de esta interacción, y buscar una “naturaleza” (natural, propiamente, o humana) desprovista de alguno de estos elementos. No existe como tal, o muy raramente. Es siempre una síntesis de la acción de cada uno de ellos.

Su interrelación, aun así, es muy compleja. Unas veces predominan unos, y otras otros. Raro es el equilibrio, sobre todo en determinados momentos. Precisamente cuando las poblaciones humanas abandonan los lugares en los que han vivido o por los que han transitado, entran en escena implacablemente los dos primeros agentes. Por ello, éstos son los que activamente fosilizan el paisaje.

Los planteamientos teóricos y los métodos y técnicas que empleamos para dar cuenta de estos agentes, de sus dinámicas y características (así como de los que originalmente dieron forma a los paisajes vivos), son los de la arqueología del paisaje. Unos y otros van desde los postulados más funcionalistas y organicistas, hasta los más posmodernos, que incluyen las percepciones y narraciones de los agentes implicados (desde una perspectiva fenomenológica), o desde los Sistemas de Información Geográfica hasta los mecanismos de prospección aérea y teledetección espacial (ver al respecto el interesante Laboratorio de Arqueología del Paisaje y Teledetección del CSIC). La cartografía convencional (actual e histórica) nos es igualmente útil. Aquí tenemos tres imágenes extraídas del visor del Instituto Geográfico Nacional sobre la zona de la que nos ocupamos hoy (el despoblado de Manzanares, en Soria):

1

2

3En este lugar podemos ver las formas peculiares en las que los paisajes se han ido fosilizando. Tenemos desde las choperas típicas de las afueras de los pueblos,

junto con los corrales para pastores itinerantes

y, por supuesto, las dehesas y eras,

y los prados, con las lindes de separación aún claramente visibles…

hasta las tramas urbanas,

junto con sus detalles arquitectónicos

y sus últimos objetos, antes del saqueo (resultado de otro de los agentes bióticos más destructivos…),

P1060541

así como las vías de comunicación entre unos espacios y otros, y que parecen ya no servir,

los vínculos que establecieron con otros pueblos y lugares a través de la electricidad

y los depósitos en los que los humanos fosilizan activamente a sus muertos.

También hay pruebas hasta de la resistencia de sus pobladores respecto a la fosilización, pues esperan volver…

P1060552

Estad atentxs siempre a las huellas de los agentes de conformación del paisaje (incluido el proceso de su fosilización) o perderéis la senda…

P1060519

***

Todas las fotografías son de JRC (abril de 2016)

Fuentes:

– http://servicios.educarm.es/paleontologia/procesofosi.htm

– http://www.arqueologiadelpaisaje.com/

– http://www.arcland.eu/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s