Cine de verano: “Hannah Arendt” (M. von Trotta, 2013)

hannah-arendt-plakat-hanna

El 21 de junio de este año se estrenó la película de la cineasta berlinesa Margarethe von Trotta titulada “Hannah Arendt”. Todavía sigue en algunas salas y se han publicado un montón de cosas sobre ella.

Hannah Arendt es una de las filósofas más importantes del siglo XX, dedicada, entre otras cosas, a comprender la formación y desarrollo de los totalitarismos del siglo XX, especialmente el nazi. Ha sido y es una pensadora de primer orden, y da pena que no se recoja ningún texto suyo (como de ninguna otra mujer, por cierto) en las clases de Filosofía de los coles. Pero esta es otra historia.

Esta película tiene mucho diálogo y poca acción, como suele decirse, la verdad. Pero es sumamente interesante (entre otros, desde el punto de vista del historiador), y a mí, por lo menos, me ha hecho pasar un buen rato: con sus planos cortos y el ir y venir de los personajes, con sus discusiones, tensiones y pasiones, te mete entre ellos y te hace partícipe de lo que les pasa. Además, trata sobre uno de los pocos juicios que se han llevado a cabo contra responsables supervivientes del nazismo (junto con el de Nüremberg, por ejemplo), y plantea una perspectiva particular y válida sobre la represión nazi. Retrata muy bien asimismo el ambiente intelectual posterior a la Segunda Guerra Mundial y los debates en torno a la escritura de la historia. Creo que a algunxs de vosotrxs os puede interesar verla tanto ahora como dentro de unos años. ¡No la perdáis de vista!

En esta película se retrata a Hannah Arendt y a su entorno en el Nueva York de los años 60. A esa ciudad había llegado Arendt junto con otros intelectuales alemanes y austriacos, escapando al terror nazi de los años 30, que se cebaba con numerosos pensadores radicales, fueran o no judíos (ella lo era), entre otros. En 1960 un grupo del Mosad (servicios secretos del Estado de Israel) detiene en Buenos Aires a uno de los capos más sanguinarios del nazismo, Adolph Eichmann, refugiado secretamente, como muchos otros, en Argentina tras la derrota nazi, con el fin de llevarlo a Jerusalén y juzgarlo. Ante ello, la profesora y filósofa se pone en contacto con el célebre rotativo The New Yorker y se ofrece para viajar a Jerusalén, cubrir el juicio y hacer un reportaje. La publicación de este reportaje desata una polémica que marca a Arendt de por vida.

El análisis que hace la filósofa del juicio se puede resumir así. En primer lugar, el juicio se plantea contra una persona, a la que se acaba culpando de los delitos que se le imputan, pero quedan sin ser juzgadas otras personas, países e ideas que desempeñaron un papel fundamental en el nazismo, por lo que la justicia sólo se realiza en parte.

eichmann_jerusalén_1961

A. Eichmann en el juicio de 1961 (Jerusalén) (foto: Associated Press)

En segundo lugar, Eichmann se presenta ante el tribunal y, en definitiva, ante el mundo como un servidor obediente de sus superiores; para él, lo que está bien es cumplir con lo que te indican tus mandos, obedecer su ley, independientemente de lo que eso suponga. Esta falta de reflexión, de pensar lo que uno hace (más allá de convencerse de que está bien porque cumple órdenes), esa manera automática de actuar, deshumanizada, es lo que llevó a Arendt a proponer que el mal tiene un componente banal, mediocre: algunos de los actos más abominables de represión contra personas y grupos se realiza por gente corriente, que casi no piensa, que no se plantea cosas, burócratas a los que lo único que les vale es, simplemente, cumplir con una orden.

Finalmente, en el juicio se pone de relieve (entre otras cosas por el testimonio de una persona) la existencia de los “consejos de judíos” o Judenräte, que, formados por líderes judíos, participaron (por complejas razones) en la organización de la represión contra millones de judíos durante el nazismo.

El reportaje de Arendt se publicó en varios fascículos en el New Yorker y después en un libro titulado Eichmann in Jerusalén: a Report on the Banality of Evil

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s