2.1. El proceso de hominización en la Península ibérica: los nuevos hallazgos

La hominización es el proceso de aparición y transformación de los homínidos, que son un tipo de primate (al que pertenecemos) que evoluciona a lo largo del tiempo a nivel físico (bipedismo, aumento del cerebro y del pulgar oponible) y sociocultural (fabricación de herramientas, fuego, simbolismo, lenguaje, relaciones sociales). Los primeros aparecen en África oriental y meridional hace entre 4,5 y 2,5 MA (géneros Ardipithecus y Australopithecus). Evolucionan hasta los Homo habilis hace 2,5 MA, que son los primeros homínidos que fabrican objetos, dando inicio a la Prehistoria propiamente. Tras ellos surgen los Homo erectus, los primeros en salir de África (hace 1,9 MA).

Los restos más antiguos de la Península son, en primer lugar, restos óseos y líticos de entre 1,4 y 0,2 MA, procedentes de yacimientos como Orce (Granada) y Atapuerca (Burgos). Corresponden a Homo antecessor y H. heidelbergensis, también conocidos como “preneandertales”. Forman parte del Paleolítico inferior de la Península (1,4 MA – 120 mil AP). Vivían del carroñeo y la recolección (y quizás también la caza), eran nómadas, se reunían en pequeños grupos (bandas) y fabricaban instrumentos en piedra conocidos como bifaces (industria achelense).

En segundo lugar, se han encontrado restos óseos, útiles y quizás alguna tumba del Homo neanderthalensis, hallados en Cova Negra (Alicante), Banyoles (Gerona), El Sidrón (Asturias), Pinilla del Valle (Madrid), Cueva Morín (Cantabria) y Gibraltar. Corresponden al Paleolítico medio (120 – 40 mil AP). Los neandertales eran robustos y más bajos que los Homo sapiens, cazadores y recolectores y semisedentarios. Usan el fuego y un lenguaje primitivo. Su industria característica es el musteriense. Desaparecen hace 28 mil años AP, por lo que conviven con los siguientes homínidos.

Éstos, en último lugar, aparecen hacia 40 mil AP; son los cromañones u Homo sapiens, probablemente procedentes de una nueva oleada de homínidos salidos de África. Sus modos de vida definen el Paleolítico superior (40 – 10 mil AP). Se han encontrado restos óseos, útiles de piedra y hueso, enterramientos, cabañas y arte rupestre en toda la Península (sobre todo Mediterráneo y Cantábrico), como en los célebres yacimientos de Altamira, Tito Bustillo y Siega Verde. Eran cazadores y recolectores nómadas, vivían en bandas y usaban el fuego y el lenguaje. Tenían un complejo mundo simbólico y una compleja industria lítica (sobre láminas) y ósea.

Estos últimos homínidos han dominado desde entonces en todo el mundo. A partir de 8000 AC, con motivo de una nueva fase climática (Holoceno), algunos grupos van a dar comienzo a las economías productoras, conviviendo durante un tiempo con las depredadoras, a lo largo de las fases más recientes de Prehistoria (Mesolítico, Neolítico y Edad de los metales).

***

Presentación de materiales

***

Si quieres puedes descargarte este tema aquí

También tienes un esquema del temauna periodización de la prehistoria y más apuntes sobre la prehistoria

***

Volver a 

Clase 18

Bloque 2

Continuar a

Bloque 3

Anuncios